domingo, 8 de junio de 2008

La casa de Satan en los cielos.

Ni mis revistas de Paris Hilton y Bai Ling me salvaron del insomnio en el vuelo trasatlantico que tome este jueves, y del que aun no me recupero.
Fuera de las 11 horas de viaje, echele un companero de asiento que despide malos olores (no muy fuertes, pero presentes), mi fascinacion por el maquillaje de las senoritas mexicanas, nauseas provocadas por 5 minutos de una pelicula de Matthew Mcconaughey y tragica separacion entre mis somniferos y yo.
Lo mas bonito del viaje, la vista aerea de la peninsula de Labrador. Lo mas feo, pasar por primera clase a la entrada y la salida.
No me quejo, Air France no esta nada mal, sobre todo cuando has conocido las cabinas ochenteras de Aeromexico o el infierno alado de Iberia.

1 comentario:

matsukaze dijo...

Oh por todos los cielos!!! Tienes un blog!!! Jajajaja. En dónde he estado? Por que no sabía? Lo sé, lo sé no tengo perdón. Lamento mucho no haberte escrito antes, ni siquiera me acordé de tu cumple, ni te he agradecido las postales y demás cosillas que me has mandado. No te preocupes, pagaré por mis faltas. Como estás? Me creerías que te extraño?.
Gaby Gallegos
Saludos

 

MySpace Hit Counters
Diet Recipe